Indicadores Proxy

Muchas veces es difícil, costoso o inconveniente obtener un indicador directo para un objetivo. En estos casos se puede usar un indicador “Proxy” para medir el objetivo. De hecho, el indicador “Proxy” es menos preciso para medir el desempeño buscado que el indicador directo, pero normalmente es mucho menos costoso de medir.

Para tener validez, los indicadores “Proxy” tienen que estar basados en una relación conocida entre la variable de desempeño que se quiere medir y la medida escogida.

Ejemplos de Indicadores Proxy:

  • Reducción de quejas de clientes como proxy de mejor atención al cliente.

  • Disminución de tasa de enfermedad específica como proxy de prevención de dicha enfermedad.

  • Precios de producto más bajos a nivel de finca como proxy de incrementos en productividad agrícola.

  • Techos de viviendas como proxy del mejoramiento de ingresos de la población.